Topics
A to Z
Data &
 Statistics
Forms &
Publications
News &
Advisories
Licensing &
Certification
Rules &
Regulations
Public Health
Directory
Print this Article   Bookmark and Share
Prevencion del Suicidio
Lo que todo maestro debe saber para prevenir el suicidio de jovenes
Lo que todo maestro debe saber para prevenir el suicidio de jovenes

In English


El suicidio de jóvenes en Oregón ha alcanzando proporciones epidémicas. La tasa de suicidio de jóvenes aumentó en un 400 por ciento en las ltimas cuatro décadas. En esta década, nuestra tasa de suicidio fue entre 30 y 40 por ciento mayor que la tasa nacional.

Estos aumentos alarmantes han convertido al suicidio en Oregón en la segunda causa de muerte de los jóvenes. Hasta niños de sólo siete años de edad se han matado.


Cómo ayudar a los adolescentes de Oregón

Ahora más que nunca es importante que los maestros ayuden a prevenir el suicidio en los jóvenes. Es muy probable que los adolescentes que se suicidan estén clínicamente deprimidos cuando lo hacen. Usted puede literalmente salvar la vida de un adolescente si puede reconocer los primero s signos y sabe qué hacer cuando identifica a un alumno en peligro.


Cómo reconocer los síntomas.Cómo reconocer los síntomas
La depresión es un desequilibrio bioquímico en el cere broque afecta la forma de pensar de los alumnos, su funcionamiento corporal y su comport amiento. Esto significa que los problemas de conducta no son sólo problemas, sino signos superficiales de una causa más profunda. La depresión es comn en los adolescentes, más de 1 de cada 5 jóvenes experimenta depresión clínica antes de llegar a adulto.

Como maestro, usted puede notar en algunos de sus estudiantes uno o más de los siguientes síntomas superficiales, que pueden ser indicativos de depresión:

  • Baja autoestima
  • Problemas de control de la ira y pre ocupación con la violencia
  • Molestar, pelearse o alejarse de alumnos, maestros o padres
  • Rehusarse a ir a la escuela
  • Portarse mal para recibir atención negativa
  • Andar mal o dejar de ir a la escuela una persona
  • Problemas con la ley
  • Quedar embarazada a edad temprana
  • Aumento en los problemas de salud
  • Empezar a fumar
  • Alcoholismo o drogadicción
  • Amenazar con suicidio u homicidio
Mirando de cerca
Los maestros que trabajan con jóvenes por lo general son los primeros en ver los signos de depresión en un estudiante. Pero con demasiada frecuencia estos cambios no se reconocen como signos de peligro hasta que ya es demasiado tarde.

Los padres y maestros pueden confundir los cambios de actitud con un simple caso de melancolía, cuando en realidad el joven tiene un problema médico conocido como d e p resión. La melancolía sólo afecta la actitud del alumno por cortos períodos de tiempo y mejora después de hablar con alguien que sepa escuchar.

La depresión sólo mejora con tratamiento psiquiátrico .

La forma más severa de depresión es un episodio d e p resivo grave. Éste es un cambio en su alumno que dura por lo menos dos semanas. Durante este tiempo su alumno se torna depresivo, irritable o desinteresado en la mayoría de las actividades durante la mayor parte del día, casi todos los días.

Su estudiante también experimentará cinco o mas de los siguientes síntomas casi todos los días:

Depresión o irritabilidad
  • "Odio mi vida"
  • Comportamiento rebelde
  • Fácilmente irritable
  • Raras veces parece feliz
  • Escucha msica depresiva o violenta o escribe sobre estos temas
  • Empieza a juntarse con otros jóvenes deprimidos
  • irritables
  • Usa ropa sombría u oscura
  • Llora con frecuencia
Pérdida de interés en actividades
  • Dice "Estoy aburrido" con fre cuencia
  • Se aleja-pasa la mayor parte del tiempo solo
  • Disminución de la higiene
  • Cambia a un grupo de amigos con "más problemas
Cambio significativo de apetito o peso
  • Se hace muy selectivo con la comida
  • Come entre comidas y cuando está estresado
  • Muy delgado o gordo en comparación con sus compañeros
Agitación o lentitud psicomotriz
  • Agitado, siempre moviéndose
  • Abatido, aletargado
Sentimientos de insignificancia o culpa excesiva
  • Se describe a sí mismo como "malo" o "estpido"
  • No tiene esperanza en el futuro
  • Siempre intenta complacer a los demás; tendencias perf eccionistas
  • Se culpa a sí mismo por haber causado un divorcio o una muerte, cuando no es culpable
Disminución de la concentración o indecisión
  • A menudo contesta "No sé"
  • Demora mucho más en terminar un trabajo
  • Baja las notas en la escuela o falta a clase
  • Dolor de cabeza, dolor del estómago
  • Evita contacto visual
Cambios significativos en los hábitos de dormir
  • Ta rda más de una hora en dormirse
  • Se despierta a la madru gada
  • Duerme demasiado
Fatigua o pérdida deenergía.Fatigua o pérdida de energía.
  • Demasiado cansado para trabajar o jugar
  • Sale de la escuela agotado
  • Demasiado cansado para lidiar con conflictos
Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio
  • "Me voy a matar"
  • Regala sus cosas
  • Pregunta si algo podría causarle la muerte en
  • Quie re reunirse con una persona que está en el cielo
  • Verdaderos intentos de suicidio
El próximo paso: Hablar con la familia
Después de identificar a un alumno a riesgo de depresión o suicidio, el paso siguiente es hablar con la familia del alumno.

Si observa signos de peligro de un episodio d e p resivo grave, nunca cometa el error de ignorarlos y esperar que su estudiante "supere la etapa". stas son algunas formas en que puede intervenir y ayudar a prevenir el suicidio de jóvenes:
  • Esté disponible. Comuníquese con su alumno. Establezca límites cuando sea necesario .
  • Siempre tome en serio las conversaciones sobre suicidio u homicidio. Comparta esta información con las autoridades escolares apropiadas.
Al hablar con la familia
  • Comparta su inquietud y preocupación por el niño.
  • Dígales específicamente lo que el niño dijo s o b re suicidio u homicidio, y recomiéndeles que lo tomen muy en serio.
  • Hábleles sobre las similitudes entre los p roblemas del niño y lo expuesto en este folleto. Déles una copia de este folleto.
  • Recomiéndeles que hagan evaluar de inmediato al niño por un profesional de salud mental capacitado para reconocer/tratar la depresión en jóvenes. El c o n s e j e ro escolar o el médico principal de la familia puede ayudarles a encontrar un p rofesional apropiado para el niño. Como p a rte de este proceso, se debe hacer notar a la familia que los jóvenes deprimidos no deben tener acceso a armas de fuego; dos t e rcios de los suicidios de adolecentes en O regón ocurren con armas de fuego.
  • Si los padres están indecisos, pre g n t e l e s por qué. Vuelva a repasar este folleto con la familia, asegurándose de indicarles los signos de peligro que usted ha observado. Algunos padres pueden mostrarse indecisos cuando se trata de hacer evaluar a sus hijos. Las siguientes son algunas razones:
    • Creen que el niño está experimentando una adolescencia "normal". La depresión clínica no es normal y causa trastornos continuos hasta que el niño reciba suficiente tratamiento.
    • Les preocupa que se vea a su hijo como "débil de carácter". Es importante ayudar a la familia a reconocer la depresión como un p roblema de salud con causas físicas, similar a la diabetes o el asma.
    • Tienen la esperanza de que el niño "lo superará". Desgraciadamente, la depre s i ó n persiste hasta que se la trate.
    • Creen que el niño tiene una "razón justificada" para estar deprimido. L a d e p resión, por cualquier motivo, debe ser tratada; causa problemas y puede llevar a la m u e rte si no se la trata.
    Cuanto antes se evale y se trate la depresión, más fácil será el tratamiento y menor la p robabilidad de que aparezcan complicaciones (por ejemplo, muerte por suicidio u homicidio).

    Es muy importante que se consiga tratamiento para el alumno.

    Opciones de tratamiento a considerar:
    • Tomar medidas inmediatas y suficientes para garantizar la seguridad, incluyendo la eliminación de armas de fuego
    • Terapia individual/ familiar/ de grupo
    • Buenos modelos de comportamiento
    • Apoyo de la escuela y la comunidad
    • Desarrollar intereses en el niño
    • Buena alimentación y ejercicio
    • Examen físico completo por el médico de cabecera del niño
    • Medicamentos antidepresivos
    • Eliminación de abuso o violencia doméstica
    • Ayudar a los padres a recibir el apoyo necesario.

Donde hay ayuda, hay esperanzas.Donde hay ayuda, hay esperanzas
La depresión causa problemas para el estudiante, la escuela, la familia y la comunidad.
Pero con el tratamiento correcto, se pueden ver mejoras dramáticas en la vida del niño en muy poco tiempo.


Como maestro, usted juega un rol crucial en el reconocimiento temprano y la derivación de estudiantes que puedan sentirse deprimidos. Si usted conoce los síntomas y sabe qué hacer puede salvarle la vida a un alumno. Para más información, hable con el especialista de desarrollo de niños o con el consejero de su escuela.

Brochure cover.
May 2002 ©Copyright pending
La información en este folleto está basada en "Recognizing Depression in Youth - A Key to Solving One of Oregon's Most Serious Problems: Youth Suicide" por Kirk D. Wolfe, M.D. El Dr. Wolfe es un psiquiatra de niños y adolescentes de Portland, Oregón que participa muy activamente en los esfuerzos para prevenir el suicidio de jóvenes de Oregón .